Arteterapia en el colegio, ¿es posible?

Los resultados del arteterapia en el colegio son cada vez más visibles y participan al desarrollo socio-emocional y de bienestar de los niños.

Es fácil hablar y discutir sobre la educación en instituciones educativas. Cada uno de nosotros tuvo una experiencia en el lugar, por lo tanto, tiene claridad sobre con lo que se queda y lo que le gustaría que mejorara.  La educación es un área compleja, con una extensa variedad de aristas, en la cual, investigadores, profesionales y ciudadanos pueden tener su propia mirada al respecto.


Socio-emocional visto como una necesidad

enseñar no es únicamente el traspaso de información
Enseñar no es únicamente el traspaso de información

Considerando que en los colegios interactúan múltiples actores como los estudiantes, docentes, auxiliares, apoderados y directivos, se evidencia la importancia de las herramientas socio-emocionales para que se desarrolle una satisfactoria cotidianidad en la experiencia escolar.

Desde el punto de los estudiantes, los principales objetivos son el aprendizaje y experimentar bienestar. Para conseguirlos, se necesita esfuerzo, participación activa e interés de parte de toda la comunidad educativa. Los docentes están cada día más conscientes que la forma de enseñar no es únicamente el traspaso de información, sino que también la comprensión emocional.

Crear espacios de bienestar

En este sentido, la comunidad educativa debe construir un espacio propicio para que los estudiantes puedan aprender y sentirse bien. Para eso, un paso fundamental es potenciar el vínculo docente-estudiantes y entre los mismos estudiantes. Fortalecer la autonomía, participación y las relaciones interpersonales se desarrolla a través de la formación de comunidades, en las cuales cada uno se siente parte y es validado por el resto.  Seamos creativos para lograr este objetivo.

Cada día se presentan más técnicas con la misma finalidad, y una que juega un rol central en este propósito es el arteterapia. La danza, el sonido, el teatro, la pintura, la narrativa son métodos terapéuticos que pueden ser usados en espacios socio-educativos. Solamente se necesita establecer las condiciones para se desarrolle una producción creativa y recalcar continuamente que no se busca un resultado estético. El principal objetivo es el proceso de exploración donde cada uno se observa dentro del colectivo.

El arte como incentivo educacional

El arteterapia no juzga
El arteterapia no juzga

El arteterapia no juzga, más bien, busca la transformación de los integrantes a través del juego y actividades dinámicas. Por ejemplo, algunas actividades son:  describir y caracterizar personajes, hacer collages, diseñar máscaras, entre muchas otras. Son formas que incentivan hacernos responsables y protagonistas de nuestras historias, donde confiamos en mostrarnos frente al grupo donde estemos.

Para lograr resultados exitosos en el colegio, es fundamental planificar el orden de las actividades según su grado de profundidad y evaluar la vinculación existente en el curso. Además, es necesario establecer reglas y límites claros previo al desarrollo de las actividades.

Desde esa perspectiva, el docente tendría el rol de apoyar y acompañar a los estudiantes en este proceso de expresión y autoconocimiento. Se abriría el espacio educativo para que los estudiantes se conocieran en otras facetas, generando un vínculo más profundo que trasciende a las asignaturas tradicionales. En conclusión, este campo que fusiona el arte con la psicología, sería capaz de transportar a toda una clase a un escenario lúdico, íntimo y emocional.

 

¿Te gustaría saber más sobre como generar estos grupos creativos, incrementar tu creatividad, conocerte mejor y relacionarte de una forma totalmente distinta?

👋🏼 ¿Tienes pregunta? Puedes ponerte en contacto con nosotros o dejar un comentario abajo de este articulo.

Irina Weinstein

Irina Weinstein

Arteterapeuta y Psicóloga educacional.

Deja un comentario