Día de la mujer: No más rosas, por favor.

Día de la mujer: No más rosas, por favor. Trabajar fuera del hogar, votar en las elecciones y divorciarse de sus parejas han sido algunos de los derechos básicos que han conseguido las mujeres. El día de la mujer es un momento más para pensar y actuar sobre los derechos que aún faltan.  Con un breve recorrido histórico y artístico exploramos brevemente visión actual y una reflexión respecto a este día.  


Rememorando el origen del Día de la mujer el 8M

Dos integrantes de un piquete durante la huelga de las camiseras de Nueva York de 1909, precedente del Día Internacional de la Mujer.
Dos integrantes de un piquete durante la huelga de las camiseras de Nueva York de 1909, precedente del Día Internacional de la Mujer.

En esa fecha del año 1857 en Nueva York, las trabajadoras textiles organizaron una de las primeras marchas. Protestaron por las indignas condiciones laborales. El resultado de la manifestación fueron 120 mujeres asesinadas por la policía.

Otro incidente fue el incendio ocurrido el 25 marzo de 1911. La fabrica Triangle Shirtwaist tenía como política encerrar a sus trabajadores durante la jornada laboral como una medida antirrobos.  Desafortunadamente dicha medida agravó el incidente, impidiendo el escape y provocando la muerte de 123 trabajadoras del lugar. 

Arte y mujeres

M-arte y cultura visual

Existe una larga trayectoria de artistas feministas no reconocidas, quienes entregaron mensajes políticos y sociales mediante el arte. Las expresiones artísticas están fuertemente influenciadas por el contexto donde se originan. Un ejemplo es la austriaca, Birgit Jürgenssen, quien hizo la perfomance de vestirse con un disfraz de horno y acarreó un nido con dos huevos pequeños. Claramente esta imagen fue una crítica a los estereotipos de género de 1960. El rol tradicional de la mujer se caracterizaba por mantenerse en el mundo privado, ser dueña de casa y responsable de la crianza de sus hijos. 

Día de la mujer: Juntxs podemos

Para enriquecernos como sociedad y lograr una total liberación, es necesario que continúe este movimiento. Este  también influye a los hombres, que han estado históricamente marcados por el patriarcado. Lamentablemente se ha tendido a valorar un perfil de hombre heterosexual, representado como un macho proveedor y fuerte.  Esta imagen limita a los hombres, ya que dificulta que expresen sus vulnerabilidades y excluye a quienes no se sienten parte de este modelo.

Este movimiento ha demostrado que cada día se escuchan más las voces de las mujeres y disidentes. Ha incrementado la validación de las demandas de grupos oprimidos. Las protestas y manifestaciones artísticas han aportado en acercamos  a una sociedad más justa y equitativa en cuanto a los derechos sexuales y laborales, pero aún estamos a mitad de camino. Aún falta bastante para llegar a lo que queremos como sociedad…

Referencias:

El trágico origen del 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer
La revuelta de las artistas feministas

 

Irina Weinstein

Irina Weinstein

Arteterapeuta y Psicóloga educacional.

Deja una respuesta