Creatividad, elemento clave de la evolución humana

Parece ser que la creatividad es un elemento clave en la evolución humana.

Cuando hablamos en términos evolutivos, todo aquello que aumenta la probabilidad de supervivencia, perdura y aumenta en las siguientes generaciones. Mientras que todo aquello que no tenga efectos positivos en la vida de los individuos o los colectivos, desaparece. Según los datos que tenemos, el ser humano es el único animal que ha desarrollado la creatividad. Pero, en términos evolutivos… ¿qué nos aporta esta habilidad mental?

Tal como explica el historiador Yuval Noah Harari en su bestseller Sapiens: de animales a dioses, la imaginación ha aumentado exponencialmente la capacidad de cooperación del ser humano. Hace aproximadamente 500.000 años que el ser humano desarrolló esta capacidad y, es desde entonces que su probabilidad de supervivencia se ha disparado.


Es cuando aparece la imaginación, la capacidad de crear “cosas” que “no existen”, cuando el ser humano empieza a cazar animales de gran tamaño y a formar sociedades que difieren significativamente de otros primates.

Nos encante compartir nuestras creaciones con los demás
Nos encante compartir nuestras creaciones con los demás

¿Por qué es la creatividad tan importante para la evolución humana?

La capacidad de inventar fue la fuente de las religiones y creencias sobrenaturales, así como creencias del bien y el mal.

Podemos creer en Dios o no creer, podemos creer en una religión concreta o no creer, pero no podemos tener pruebas de que sean ciertas. ¿Cómo el ser humano ha llegado a “saber” estos conceptos? La única posible respuesta es, lo ha imaginado. Todo lo que sabemos acerca de ello son teorías.

De alguna manera, el ser humano ha sido capaz de crear conceptos y mundos extrasensoriales que nos aportan un gran valor, y son estas creencias lo que ha permitido al ser humano cooperar y colaborar a gran escala. Hasta el punto de que millones de personas pueden llegar a actuar juntas para conseguir un mismo objetivo. Así es como la creatividad se ha convertido en el elemento clave de la evolución humana, en nuestra aliada más fuerte.

Antes de este punto de inflexión, los grupos humanos eran mucho más pequeños y cuando empezaban a aumentar por encima de un número (150 individuos aproximadamente), se dividían porque aparecían demasiados conflictos. Así, los grupos actuaban por el bien del propio grupo, incluso llegando a exterminar otros si se generaban conflictos importantes.

En el caso de los humanos, es evidente que el número es lo que nos hace fuertes. Hablando en términos de fuerza física, somos un animal bastante débil. ¿Cómo los humanos han llegado a extinguir los grandes mamíferos como los mamuts, entonces? Gracias a la capacidad de invención fuimos capaces de crear estrategias, resolver problemas que hicieron de nuestros antepasados la especie más temible del planeta.

En tal caso, parece lógico que la capacidad de imaginar, crear o inventar resulte tan placentera para el ser humano, y que además nos encante compartir nuestras creaciones con los demás.

Sociedades modernas y creatividad

Así, la creatividad y la capacidad de inventar historias de seres imaginarios no es solo cosa de niños. El ser humano es creador, es imaginativo por naturaleza, crear nos aporta un gran placer porque nos ha hecho la especie más fuerte de la Tierra. Sin embargo, parece que hoy en día, es un concepto que se valora relativamente poco. Si un adulto empieza a inventar historias, no se le toma muy en serio.

¿Has oído alguna vez que los artistas son niños para siempre? ¿O que son infantiles?

Humanos y creatividad en la sociedad Terapia en Barcelona Elevart
Si no hacemos actividades creativas, perdemos capacidad imaginativa

Parece que la creatividad en las sociedades modernas es juzgada y apartada del mundo adulto, sin embargo sabemos que es algo que nos proporciona un gran placer. Además parece ser que todavía hay mucha gente que cree que es solo cosa de “algunos iluminados” y que no todos tenemos esta capacidad, o al menos no en el mismo grado. Pues a mi me parece una afirmación un tanto absurda, ya que si es un rasgo que nos ha aportado tanto, evolutivamente todos lo tenemos por igual, aunque lo que sí que es cierto es que requiere de su uso. Si no hacemos ejercicio, perdemos fuerza muscular, del mismo modo, si no hacemos actividades creativas, perdemos capacidad imaginativa. Por eso es tan importante seguir imaginando y creando toda la vida.

  • Harari, Y. N. (2015) Sapiens: De animales a Dioses, Breve historia de la humanidad. DEBATE Penguin Random House Grupo Editorial.

 

 

👋🏼 ¿Tienes pregunta? Puedes ponerte en contacto con nosotros o dejar un comentario abajo de este articulo.

Meritxell Via Rodríguez

Meritxell Via Rodríguez

Arteterapeuta, Psicóloga e Ilustradora. Acompaño a las personas en su proceso de crecimiento personal, ayudándo a recuperar la confianza en sí mism@s y hacer conscientes sus emociones para sacar el mejor partido de ell@s mism@s.

Deja una respuesta