La creación en grupo: una antigua nueva forma de relacionarte

La creación en grupo marcha viento en popa.
El ser humano es un ser social. Vivir en grupos es lo que nos ha hecho sobrevivir hasta hoy. Ser capaces de cazar grandes presas, así como defendernos de animales muy peligrosos son solo algunas de las cosas que nos ha permitido vivir en sociedades. Por eso, la evolución ha hecho que busquemos la compañía de los demás.


El sentimiento de pertenencia a un grupo es probablemente una de las sensaciones que aporta mayor bienestar emocional al ser humano, así como sentirse solo es una de las situaciones que nos hace sentir peor.

El malestar, el dolor emocional, tiene una finalidad, y es evitar esa situación que nos hace sentir así. Sin embargo, hoy en día no resulta nada facil huir de la soledad, ya que vivimos en un sistema que la fomenta y, a veces, se hace necesaria un poco de ayuda externa.

La creación en grupo resulta muy placentera porque es una forma de relacionarnos con los demás que no requiere habilidades sociales y en la que los conflictos se convierten en juego.

En el arte hay menos estigma social y está permitido expresarse libremente, las artes promueven una comunicación espontánea, incrementando la interacción social y el intercambio de opiniones, así como reduciendo el miedo a la interacción. Este aumento en la interacción con la ansiedad reducida hace que mejoren las habilidades sociales. Todo esto incrementa el vínculo  social, la cohesión y el sentimiento de pertenencia al grupo, a la tribu.

¿Te gustaría formar parte de unos de estos grupos creativos, incrementar tu creatividad, conocerte mejor y relacionarte de una forma totalmente distinta?

👋🏼 ¿Tienes pregunta? Puedes ponerte en contacto con nosotros o dejar un comentario abajo de este articulo.

Meritxell Via Rodríguez

Meri

Arteterapeuta, Psicóloga e Ilustradora.

Deja un comentario