¿Cómo gestionar positivamente el estrés?

Gestiona positivamente el estrés: ¿Sabías que es posible gestionar de manera positiva el estrés? Al desarrollar las competencias emocionales del autoconocimiento y autocontrol podrás sobrellevar el estrés, aumentar la resiliencia y convertirte en tu propio héroe.


El estrés

El Estrés es el desequilibrio entre las demandas del medio y los recursos que la persona posee para hacerles frente; siendo estas situaciones estresantes reales o solo percibidas como amenazantes.
¿Cómo gestionar positivamente el estrés?
La gestión del estrés permite hacerle frente a las adversidades de la vida

Por esta razón, las situaciones estresantes son diversas y afectan de manera individual a cada persona, pero los síntomas son más generales y se pueden manifestar a nivel físico, cognitivo, emocional y conductual. Es decir, que el estrés incide negativamente en el bienestar personal.

¿Cómo gestionar positivamente el estrés?

Ciertamente, cuando las exigencias del entorno nos superan y el descontrol de la situación nos empieza a generar gran tensión y ansiedad, sentimos y pensamos que no es posible hacer mucho, en muchos momentos nada. Es por esto, que la gestión del estrés se puede enfocar desde tres ópticas distintas y complementarias a la vez:

  1. Modificar la situación estresante
  2. Modificar la respuesta que damos a esa situación
  3. Aceptar las situaciones o respuestas que no podamos modificar

Por lo tanto, la gestión positiva del estrés es posible a través de la inteligencia emocional y el desarrollo de competencias emocionales básicas.

Las competencias emocionales relacionadas con el estrés

Los pensamientos y emociones disparan respuestas en nuestro cuerpo. Es decir, Si estamos estresados ​​en nuestra mente, estaremos estresados ​​en nuestro cuerpo. Por lo tanto, es importante estimular las estrategias de afrontamiento psicológico y la inteligencia emocional para hacerle frente al estrés de la vida diaria.

Autoconocimiento

Es la capacidad de introspección que tiene una persona para reconocerse como un individuo y para diferenciarse de los demás. Se construye a través de:

  • La conciencia emocional entendida como la capacidad para reconocer las propias emociones y sus efectos.
  • La autovaloración reconociendo de manera objetiva las propias fortalezas y debilidades.
  • Una apropiada autoconfianza que denote la seguridad de nuestras capacidades. 

Autocontrol

Es la capacidad para manejar adecuadamente las emociones y los impulsos conflictivos.

Todos tenemos dos mentes, una que piensa y otra que siente.

Aunque la mayor parte del tiempo la mente emocional y la racional trabajan conjuntamente, cuando aparecen los impulsos conflictivos del estrés se rompe el equilibrio.  Es así que, la clave está en aprender a controlar estos impulsos y gestionar positivamente las emociones.

Recuerda

Todos tenemos la capacidad de desarrollar nuestras competencias emocionales de autoconocimiento y autocontrol para hacerle frente a las adversidades de la vida que nos generan estrés.


¿Te gustaría conseguir un acompañamiento psicológico?

👋🏼 ¿Tienes pregunta? Puedes ponerte en contacto con nosotros o dejar un comentario abajo de este articulo.

 

Karla Yepez Defaz

Karla Yepez

Psicóloga - Psicoterapeuta, Máster en Neuropsiquiatría y psicología infantil y adolescente (UAB) (Egresada).

Deja un comentario