Confinamiento y salud mental en familia

Niños y niñas de todo el mundo están hoy en sus casas de forma permanente, ya que es parte de las políticas de gobierno que intentan prevenir o disminuir el contagio del Covid 19. En primera instancia, los niños pueden sentirse contentos o incluso de vacaciones, pero al pasar los días las consecuencias empiezan a pesar. Es totalmente natural que los niños estén con más episodios de rabia, tristeza o asustados, porque les llegan miles de mensajes, desde las noticias o los propios familiares, de que está sucediendo algo excepcional. Confinamiento y salud mental familiar: ¿qué pasa con los niños?


La salud mental en confinamiento es lo primero

tienen que hacerse cargo de la crianza de sus hijos, ayudar con la escolaridad y continuar con su vida laboral
Los padres tienen que hacerse cargo de la crianza de sus hijos, ayudar con la escolaridad y continuar con su vida laboral

Son condiciones de vida donde prima la incertidumbre y confusas informaciones respecto a cómo se resolverá este  acontecimiento. Por eso, es muy importante enfocarse en la salud mental y el bienestar emocional de los niños. La mayoría de los padres siguen trabajando dentro o fuera de la casa, lo cual les dificulta brindar una atención permanente a sus hijos. Por otro lado, las políticas educacionales demandan continuar con el currículo educativo a través de plataformas online, lo cual puede convertirse en un factor extra de estrés. De ese modo, los cuidadores pueden caer en esta doble presión; tienen que hacerse cargo de la crianza de sus hijos, ayudar con la escolaridad y continuar con su vida laboral.

Frente a estas presiones, omitiendo otras cruciales como los factores económicos y salud, es necesario abrir un espacio para replantearnos el modo en cómo estamos funcionando.  Es necesario establecer una rutina donde abunde la contención emocional, es decir, crear dinámicas y actividades familiares donde prevalezca el bienestar de cada uno. En estos momentos puede ser más difícil concentrarse y enfocarse en los estudios o en actividades que exijan funcionamientos cognitivos más complejos. Además, el conocimiento académico puede profundizarse en otro período cuando la situación esté segura y controlada.

¿Cómo nos sentimos en el ámbito familia?

Actividad niños creativa para expresión arteterapia Elevart
Intentemos priorizar por nuestro bienestar emocional antes que lo académico

Una actividad sencilla supone que cada uno escriba o dibuje en una hoja de block cómo se está sintiendo con lo que está sucediendo. Cuando terminen pueden leer o mostrar la obra que realizó cada uno. Luego de eso, pueden conversar acerca de con cuáles actividades se sienten más tranquilos; quizás sea cuando juegan, cocinan, dibujan o miran alguna película. De esa manera, se explicitan las necesidades que  se tienen y los padres pueden estar más atentos y presentes con el estado emocional de sus hijos.

Confinamiento: memorias de este hito histórico

Es necesario que los niños de hoy puedan recordar este hito histórico como un momento de contención y recreación familiar, más que de angustia, estrés o emociones que inciden en la salud mental de cada uno. En este momento histórico intentemos  priorizar por nuestro bienestar emocional antes que lo académico. Porque siempre habrá tiempo para aprender, pero la falta de contención son marcas que pueden quedarse por varios años de la vida.

El confinamiento no tiene fecha limite aun pero a partir de la semana que viene los niños podrán volver a pasear por las calles.

 


¿Te gustaría conseguir un acompañamiento psicológico durante esta cuarenta?

👋🏼 ¿Tienes preguntas? Puedes ponerte en contacto con nosotros o dejar un comentario abajo de este articulo

Irina Weinstein

Irina Weinstein

Arteterapeuta y Psicóloga educacional.

Deja una respuesta