Arteterapia en el desarrollo personal

La arteterapia es una herramienta muy útil para el autoconocimiento. Nos ayuda a detectar patrones de comportamiento y de pensamiento que no siempre somos capaces de ver y que no nos ayudan en en el día a día. Una vez detectados, nos facilita también poder generar alternativas más adaptativas.


Ser consciente

Conocerse a uno mismo es muy importante para el crecimiento personal. Saber y reconocer nuestras debilidades nos ayuda a trabajar en ellas y mejorar poco a poco, pero no solo se trata de saber nuestros puntos flojos. Ser consciente de nuestras flaquezas es tan importante como serlo de nuestros puntos fuertes. A veces resulta más fácil ver aquello que nos falta o que no tenemos que aquello que sí tenemos.

Por esto, la arteterapia nos ayuda a reconocernos como personas de valor, nos enfoca a una visión más positiva de nosotros mismos y nos da fuerza para seguir motivándonos a mejorar desde una autoestima sana y de aceptación.

Algunos de los puntos clave que se trabajan desde esta disciplina son la creatividad, la toma de decisiones, la resolución de problemas, el bienestar personal, la comunicación con uno mismo y con los demás, la expresión y descarga emocional, así como tantos otros problemas y oportunidades que puedan surgir en el camino.

¿Cómo nos ayuda el arteterapia a trabajar mejor?

El arte abre puertas que las palabras no pueden abrir. Somos educados des de la palabra. El lenguaje está sujeto a nuestra educación, y por eso cuando pensamos y expresamos en palabras somos esclavos de ella. El arte es una forma más abstracta, más inconsciente, y no está sujeta a un patrón de pensamiento previo, es por eso que tiene tanto poder a la hora de descubrirnos y transformarnos.

  1. La representación libre sobre el papel nos ayuda a detectar formas de pensar del inconsciente y pasarlas al consciente.
  2. Poder simbolizar de forma artística nos ayuda a poner palabras y acelera los procesos mentales.
  3. La generación de ideas de forma artística también se traduce en más facilidad para verbalizarlas y aumenta la creatividad.
  4. Nos permite descargar preocupaciones y tensiones que a veces se interponen en el proceso creativo, nos ayuda a desbloquearnos.
  5. Cuando se hace en grupo, crear con otras personas mejora la comunicación y comprensión del otro.
  6. Cuando creamos en grupo, estra en juego nuestro yo primitivo, es una forma de relacionarnos donde no entra el juicio y eso nos libera y nos permita gozar plenamente de la conexión con el otro.

 

Cabe decir que el papel del arteterapeuta no és guiar a la persona por ciertos caminos. La responsabilidad del arteterapeuta es acompañar y sostener momentos de dificultad, así como dar herramientas al cliente para que sea éste el que encuentre su propio camino. Desde nuestra disciplina creemos que cada persona tiene el potencial de encontrarse a sí mismo y de decidir su propio camino de la mejor forma, ya que nadie se conoce a uno mismo como él mismo.

👋🏼 ¿Tienes pregunta? Puedes ponerte en contacto con nosotros o dejar un comentario abajo de este articulo.

Meritxell Via Rodríguez

Meri

Arteterapeuta, Psicóloga e Ilustradora.

Deja un comentario