Identidad y personalidad: ¿Por qué somos únicos?

Identidad y personalidad: ¿Por qué somos únicos? Porque poseemos cualidades y características propias, que se manifiestan en nuestra manera de ser única, singular e irrepetible.


¿Qué es la identidad y cómo se construye?

Identidad y personalidad: ¿Porqué somos diferentes a los demás?
La identidad es la esencia de la persona, esta cohesionada con la personalidad y es moldeable ante las experiencias de la vida.

La identidad es el conjunto de características y cualidades que definen a la persona. Además, favorece la construcción del sí mismo, y el reconocimiento propio como un ser único y distinto de los demás. El sentido de identidad se inicia con el nombre de la persona, su nacionalidad y el sentido de pertenencia hacia un grupo social. Estos aspectos constituyen el sentido de sí mismo, también conocido como el “YO”, y tienen como características la constancia, la coherencia y la adaptabilidad.

La identidad es la esencia de la persona, tiene cierta estabilidad en el tiempo y está cohesionada con la personalidad, formando el concepto propio del Yo. Sin embargo, también es moldeable según las experiencias de la vida.

La identidad sociocultural simboliza costumbres, tradiciones y creencias
La identidad sociocultural simboliza costumbres, tradiciones y creencias.

De este modo, la identidad puede ser apreciada de manera individual y colectiva, bajo la concepción del sí mismo con relación a los demás. Por ejemplo, la identidad sociocultural, nacional y/o étnica, y la identidad de género. Es decir, que estos grupos de pertenencia comparten costumbres, tradiciones y creencias, pero que son vividas de forma diferente por cada persona.

¿Cómo se construye la identidad personal?

La construcción de la identidad personal es un proceso que inicia en la infancia y transcurre a lo largo de la vida. No obstante, la adolescencia supone una crisis vital que busca la configuración de la identidad, buscando la respuesta a la pregunta: ¿Quién soy? se van constituyendo los aspectos y características de la identidad.

La identidad constituye el autoconcepto. Es así que contiene elementos de la autoestima y la autopercepción, y es influenciada por elementos sociales como la cultura, la religión y la política. También la forma en que los demás nos ven e interactuan con nosotros tiene un papel importante en la formación de la identidad.


¿Qué es la personalidad y cómo se configura?

La personalidad es un constructo psicológico que delimita un conjunto de características psíquicas que definen al individuo. Contiene elementos del Yo, rasgos temperamentales, procesos afectivos, cognitivos y motivacionales.

La personalidad puede definirse como las causas internas que subyacen al comportamiento individual y a la experiencia de la persona. (1)

"<yoastmark
Las personas responden o se comportan según su propio patrón de características psicológicas.

Es decir, las personas no actúan o reaccionan al azar, las personas responden o se comportan según su propio patrón de características psicológicas, llamado personalidad, que lo diferencian de los demás.

Además, la personalidad se configura y se cristaliza según los elementos de la identidad, la herencia biológica, el desarrollo fisiológico y cognitivo, la inteligencia, la autorregulación emocional, la influencia del entorno, pero, sobre todo en la asimilación positiva o negativa de las experiencias del entorno.

Identidad y personalidad ¿es lo mismo?

No, la identidad está asociada al desarrollo del Yo, o del sí mismo, es decir, la identidad forma parte de la personalidad.

  1. Por un lado, la identidad consiste en la configuración organizada de percepciones conscientes, valores e ideales que conforman nuestra imagen personal, y su función es simbolizar la experiencia y tomar conciencia de la realidad.
  2. Y, en cambio, la personalidad debe considerarse como una aproximación abierta y dinámica que abarca todos ángulos para comprender como se configura la individualidad de la persona.

Identidad y personalidad: ¿Por qué somos únicos?

La identidad y la personalidad son dos conceptos que van unidos: cada persona es y se diferencia de los demás por esa consciencia de ser único y diferente del resto.

La personalidad configura la manera única de ser que tiene cada individuo.
  1. En primer lugar, la identidad expresa un conjunto de características propias y cualidades de cada persona.
  2. Y, en segundo lugar, la personalidad evoca un conjunto de rasgos y cualidades que configuran la manera única de ser que tiene cada individuo.

La unicidad de cada persona radica en las diferencias que se van desarrollando a medida que la persona va creciendo. Las experiencias que vive cada persona nunca son exactamente las mismas y las personas de las que aprende, tampoco. Así, los recursos psicológicos para asimilarlas siempre son distintos de persona a persona. Todo esto hace que la identidad y la personalidad se vayan moldeando con el tiempo, construyendo a cada sujeto de forma única e irrepetible y explica por qué somos únicos.

Recuerda: Eres único e irrepetible, al tomar conciencia de tu identidad y personalidad te abrirás paso al autoconocimiento y podrás mejorar tus habilidades psicológicas para afrontar las adversidades de la vida.

 


Bibliografía

  1. Cloninger, S. (2002). Teorías de la personalidad. México: Pearson
  2. Fernández, E. (2011). Identidad y personalidad: o cómo sabemos que somos diferentes. Revista Digital de Medicina Psicosomática y Psicoterapia, vól. 2, núm. 4, 1-18.

 

¿Te gustaría conseguir un acompañamiento artístico para conocerte mejor?

👋🏼 ¿Tienes pregunta? Puedes ponerte en contacto con nosotros o dejar un comentario abajo de este artículo.

Karla Yepez Defaz

Karla Yepez

Psicóloga - Psicoterapeuta, Máster en Neuropsiquiatría y psicología infantil y adolescente (UAB) (Egresada).

Deja una respuesta